Comentarios a la película Cloudy with a Chance of Meatballs 2

CCM 2Hoy quiero comentar una película animada muy sui generis. Se trata de la segunda parte de Cloudy with a Chance of Meatballs, que en español se traduciría como Nublado con probabilidad de albóndigas [en México la tradujeron como Lluvia de hamburguesas]. Ambas películas se basan en dos libros para niños, publicados por el matrimonio formado por Judi y Ron Barrett: Cloudy with a Chance of Meatballs (1978) y Pickles to Pittsburgh (1997). Ella escribió el relato, él ilustró los libros. Sin embargo, la historia contada en las películas se aleja en muchos sentidos de la original de los Barrett. Lo más significativo es que ninguno de los personajes de las películas aparece en los libros, y en éstos la lluvia de comida no se debe a la intervención humana, sino a la naturaleza. El año pasado Judi Barret publicó Planet of the Pies, ilustrado por Isidre Monés, secuela de los libros ya mencionados. Esto hace suponer que pronto veremos en el cine CCM 3. Ahora pasemos a las películas.

Para quien todavía no haya visto CCM 1, sintetizo rápidamente el argumento: el joven Flint Lockwood es un inventor inteligente, tímido e inadaptado, que desde pequeño sueña con revolucionar el mundo con sus inventos. Siendo aún niño, Lockwood pierde a su madre, quien siempre lo animó a perseguir su sueño de convertirse en un gran inventor, y queda al cuidado de su padre, Tim Lockwood, un hombre elemental y bonachón, apasionado de la pesca y las sardinas, e incapaz de comunicarse con su hijo. Los inventos de Flint casi siempre resultan mal; a veces, demasiado mal. Por ejemplo, cuando inventa el “Flint Lockwood Diatonic Super Mutating Dynamic Food Replicator” (FLDSMDFR), una máquina capaz de convertir el agua en comida. Según Flint, su FLDSMDFR solucionaría el problema de alimentación de la gente de Swallow Falls, una isla remota, condenada a sobrevivir a base de sardinas. En una misma tarde, Flint se las ingenia para arrasar el evento del año en Swallow Falls, defraudar públicamente a su padre, arruinar la presentación estelar de Sam Sparks como conductora suplente en el canal del tiempo, y lanzar al cielo el FLDSMDFR. No obstante, lo que parecía un nuevo fracaso científico se transforma en un hecho histórico para Swallow Falls: el FLDSMDFR sí funciona. El joven inventor se convierte en la celebridad del momento, desbancando a Brent McHale, alias “Baby Brent”, el bully de Flint y el chico más popular de Swallow Falls. Desacostumbrado a la fama, Flint se deja llevar por los consejos del alcalde del pueblo, quien ve en el FLDSMDFR una oportunidad para que Swallow Falls se convierta en el sitio turístico por excelencia. Para satisfacer los caprichos del alcalde, Flint sobrecarga con pedidos el FLDSMDFR, que pronto comienza a producir comida con mutaciones moleculares cada vez más drásticas. Cuando las cosas pintan terriblemente mal, Flint decide neutralizar el FLDSMDFR, con la ayuda de Sam, Brent, el todólogo Manny, el entusiasta policía Earl Devereaux, el pequeño mono Steve y el propio Tim, padre de Flint. CCM 1 es una película animada divertida e ingeniosa, que hacia el final deja ver algo de lo que en CCM 2 se explotará sobremanera: la estética grotesca. Pongo a continuación el trailer de CCM 1 y CCM 2.

Como es fácil suponer, en CCM 1 Flint y Sam se enamoran. Sam es una chica brillante y guapa, que siempre ha ocultado su notable inteligencia para evitar ser objeto de burlas. Sam encuentra en Flint a alguien con puede ser ella misma y sentirse cómoda. En CCM 2, Sam y Flint ya son pareja, y Brent ha dejado de ser el bully de antes para convertirse en un tontón de buenos sentimientos. En CCM 2 Sam, Flint, Brent, Manny, Earl, Tim y Steve, tendrán que volver a lidiar con el FLDSMDFR, que se ha reactivado por sí solo y ha comenzado a generar comida a partir de agua… Pero esta vez genera un tipo de “comida” más extrema que antes: los foodimals, una mezcla de animales con todo tipo de frutas, verduras, pasteles, carnes, etc. Esta mezcla no se da al azar, sino que depende en buena medida del factor discursivo: el sonido de las palabras y su significado. Pondré dos ejemplos. El shrimpanzee es, como su nombre sugiere, una mezcla de chimpancé y camarones. Y el mosquitoast es, como su nombre también indica, una mezcla de mosquito y tostada francesa.

Schrimpanzee        Mosquitoast

Tales son los nuevos habitantes de Swallow Falls. Y, por supuesto, esta secuela tiene su villano: Chester V, el ídolo de toda la vida de Flint. El espectador se entera rápido de que Chester V es un embustero, un farsante que se presenta ante el público como científico y yogui, cuando en realidad es un empresario ambicioso y sin escrúpulos. Con engaños, Chester V logra que Flint lo guíe hasta el FLDSMDFR, que forma parte central del nuevo proyecto comercial del grupo LIVE, encabezado por Chester V y su leal ayudante Barb, la diligente simio con cerebro humano “creada” por Chester. Como se ve, las mezclas y combinaciones más variadas son el sello distintivo de esta secuela. Precisamente esto es lo que me interesa comentar.

En un post anterior ya dije que el grotesco artístico es capaz de eliminar las fronteras entre lo alto y lo bajo, entre lo humano y lo no-humano (plantas, piedras, el resto de los animales, dioses, quimeras, etc.), entre pasado y futuro, entre lo real y la libre creación, etc. La amplia y diversa familia del grotesco está integrada por seres como las sirenas, los sátiros, los centauros, los blemias, la Grýla, las gryllas antiguas y medievales, los alebrijes, y demás. Creo que en esta familia podemos incluir sin problema a los foodimals. También a los pepinillos encurtidos que se comportan como niños y comparten la afición de Tim por la pesca de sardinas. Basta echarles un vistazo para corroborarlo.

Foodimals   Pepinillos

Asimismo, en las dos películas de CCM se destaca la fuerza de la amistad y de los lazos familiares. Sin saberlo, Flint pone en riesgo su vida y la de todos lo que le rodean por una razón muy sencilla: haber desoído los consejos de sus amigos. Influenciado por Chester V, experto en apariencias y fingimientos, Flint desdeña las habilidades, los talentos y la inteligencia de sus amigos, a quienes en algún punto les da la espalda, o tolera que Chester V y Barb los descalifiquen ante él: según Barb, Sam no está lo suficientemente capacitada para opinar sobre asuntos de ciencia por ser “sólo” una meteoróloga; según Chester V, en el fondo Brent será siempre un bully, y Earl no es tan buen policía como cree. Por su parte, es Flint quien le niega a su padre la oportunidad de acompañarlos en la búsqueda del FLDSMDFR, pretextando que Tim ya es un hombre mayor y que, siendo pescador, no sería de gran ayuda. Al final, Flint aprende por las malas su lección: lo más auténtico e inestimable que alguien puede tener en el mundo, que por desgracia está pleno de ilusiones y engaños, no es la fama ni el éxito individual, sino el apoyo, la confianza y el cariño de los amigos auténticos y la familia.

Pero eso no es todo. En CCM 2 hay otro elemento relacionado con el mundo de la risa y con el grotesco: el ideal de solidaridad. Hacia el final de la película, cuando se revelan las crueles intenciones de Chester V, tanto foodimals como animales (Steve, Barb), frutas (Barry) y humanos se unen en la lucha por salvar ese maravilloso mundo grotesco, cuyo epicentro es el FLDSMDFR. Significativamente, antes de conocer los planes de Chester V, lo que Flint deseaba salvar era a Lady Liberty, o sea, la Estatua de la Libertad. Como sabemos, éste es uno de los monumentos más famosos a nivel mundial, y simboliza a “La libertad iluminando el mundo”. Pese a su elocuente lema, la Estatua de la Libertad representa algo más concreto que la Libertad (con mayúscula) y tuvo un origen particular: fue un regalo de Francia a los estadounidenses para conmemorar el centenario de su independencia. Se trata, entonces, de un símbolo de la libertad de los EEUU, que es el país hegemónico y, hasta donde cabe inferir, el país natal de Flint y sus amigos. No obstante, en cuanto el joven científico entra en contacto con los foodimals, que se comportan como familias o quizás como tribus, Flint se olvida de Lady Liberty y del resto de los monumentos colosales, para defender la vida de un sinfín de improbables criaturas: los malvaviscos que lo salvan de morir ahogado, las ranas de mantequilla que se dedican a comer “mosquitostadas”, las Cheespider (hamburguesa + araña), el Tacodrilo (taco + cocodrilo), etc.

Foodimals 2

En CCM 2, ninguna vida, por diminuta o extraña que sea, resulta tan insignificante como para abandonarla y dejarla morir. En esta película, el universo de lo orgánico se solidariza y se da la mano para hacer frente a la desigualdad radical, la explotación, el consumismo, la injusticia, la impostura, etc., encarnados por Chester V.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s