Mafalda

sicariño1

Durante mi infancia, conocí la obra de Joaquín Salvador Lavado Tejón, gracias al libro Sí, cariño. He de confesar que lo primero que llamó mi atención fue la desnudez de las caricaturas: de qué trataba ese libro que llegó a mi casa por casualidad, y que mostraba a Adán y a Eva sin una hojita que tapara sus “partes pudendas”. Aunque en ese entonces ya había revisado caricaturas escandalosas, de sensualidad entre violenta, retorcida y cursi, gracias a El libro vaquero (uno no siempre tiene la educación sentimental que hubiera deseado), Sí, cariño me descubrió que la desnudez, el amor, los problemas conyugales, la soledad, los límites del deseo, la mitología del amor, las relaciones de pareja y el matrimonio podían ser detonantes de risa, y alejarse de la seriedad y el escándalo. Tras este descubrimiento, llegaron las lecturas de Mafalda, historieta a la que dedicaré las siguientes líneas.

sicariño3

Si bien al hablar de la risa se piensa en la faz alegre de la existencia, dicha estética se caracteriza por su diversidad de registros y facetas, por su proliferación de tonos, géneros y perspectivas, y su clara elección por la ambigüedad, la confrontación y la duda. En ocasiones, la risa es liberadora y solidaria; en otras, paródica, burlona, hiriente, satírica, más cercana al didactismo que a la risa. A veces, la risa se alimenta de lo pesaroso, es unión de tristezas y alegrías, combina lo serio y lo cómico, lo elevado y lo bajo, lo humano y lo animal. Humor, comedia, parodia, ironía, tragicomedia son sólo algunos de los registros de la risa.

La risa puede ser una respuesta irónica a las convenciones, los discursos autoritarios y las verdades incuestionables de la sociedad, una forma de sembrar la duda y de señalar las debilidades en las cuales se fundan algunas de nuestras certezas. Vale la pena señalar que cuando una obra resguarda el espíritu de la risa —aunque sea una caricatura que exagere ciertos aspectos de la realidad—, siempre defenderá la libertad y la solidaridad, tendrá un aliento utópico.

En Mafalda se encuentra un ejemplo claro de una obra guiada por la risa, en primer lugar por su confrontación de perspectivas; basta echar un vistazo a las personalidades y los ideales que defienden los personajes para darse cuenta de esto: Mafalda aboga por la liberación femenina y se preocupa por el estado del mundo; Susanita Clotilde Chirusi enuncia el discurso mujeril y pequeñoburgués; Manolito Goreiro, cuyo modelo a seguir es Rockefeller, exalta el mercado y el capitalismo; Felipito es un soñador, fanático de “El llanero solitario”, buen estudiante a su pesar; Libertad, hija de intelectuales un poco hippies, es la voz de la franqueza y la seguridad en sí misma a pesar de su tamaño; Miguelito Pitti, nieto de un admirador de Mussolini, es simpático aunque algo narcisista.

Mafalda se acerca en ocasiones a la sátira, por ejemplo, en la critica a las mujeres que optan por dedicarse a la vida familiar: “¡Juguemos a que éramos dos señoras como mi mamá y tu mamá, ¿eh” —dice Susanita—, “¿Quién dice la primera estupidez” (259) —contesta Mafalda—. La historieta también evidencia la doble moral del conservadurismo que representa Susanita: “me lastima el alma ver gente pobre, ¡créeme! Por eso cuando seamos señoras nos asociaremos a una fundación de ayuda al desvalido, ¡y organizaremos banquetes en los que habrá pollo y pavo y lechón y todo eso!… Así recaudaremos fondos… para poder comprar a los pobres harina y sémola y fideos y esas porquerías que comen ellos” (264).

Sin embargo, Mafalda no se instala en la sátira, sino que combina otros aspectos de la risa con el afán de evidenciar las injusticias que hay en el mundo. Por fragmentos, la tira se acerca a lo tragicómico y desnuda el dolor y la tristeza desde una perspectiva tierna e infantil: cuando Mafalda ve a unos niños pidiendo caridad en la calle, toma una bandita adhesiva y se pregunta, “Bueno ¿y cómo hace uno para pegarse esto en el alma?” (264).

li2

Esta obra de Quino recrea fragmentos de la vida cotidiana, minucias, juegos, enunciaciones, diálogos, chistes y ocurrencias propias de la oralidad: acontecimientos en apariencia insignificantes que no sólo hacen, en ocasiones, soportable el mundo cuando la esperanza se esfuma, sino que definen nuestra personalidad y son parte esencial de nuestra memoria.

mafalda6

Las sentencias y los dichos populares también son leídos desde una perspectiva irónica, que puede demostrar lo cansino de algunas de las aseveraciones tradicionales, o exhibir nuestras trampas y debilidades cotidianas: “No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, “Mañana mismo empiezo” (226) —contesta Miguelito—; “Conócete a ti mismo”, “Buen consejo” —piensa Mafalda—, “Pero hoy no tengo ganas de andar haciendo turismo por adentro mío” (210); “La bondad es algo natural al hombre” “¿Y la maldad? ¿No es también natural” —pregunta Susanita—, “No, debe ser alguna de esas fibras artificiales que están de moda en todo el mundo” —contesta acertadamente Mafalda—.

susanita

La destrucción, la violencia, la pobreza, el hambre, el peligro de las armas nucleares, la ineptitud de la clase política, el tercer mundo, el imperialismo, el comunismo, y el capitalismo son parte esencial en esta historieta. Sin embargo, a pesar de los constantes señalamientos de los males que acechan a la humanidad contemporánea, Mafalda no se queda en el pesimismo: un espíritu solidario la anima, fraternal y respetuoso de las diferencias. Aunque la risa nazca de la melancolía, Mafalda demuestra que reír de las mismas tristezas siempre es una forma de consuelo y de no estar solo.

mafalda7

 

Bibliografía

Quino. Sí, cariño. España: Lumen, 2008.

— Toda Mafalda. España: Lumen, 2005.


Una respuesta a “Mafalda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s