Jugar con el amor, la vida y otras criaturas fantásticas: comentarios a la poesía de Vasko Popa

Image1. En el principio fue una poesía para adentrarse en uno mismo, un intento por convivir con la condición humana que inevitablemente nos juzga y determina. Era una poesía que intentaba dejar al descubierto las preguntas, el por qué y el para qué de la sangre que nos rige. Eran unos versos que iniciaban un vuelo hacia otra parte, muy lejos del destino inscrito de antemano en nuestros nombres.

 

Viaje

 

Viajo

y también el camino viaja

 

el camino respira

con profundo y oscuro aliento

no tengo tiempo para respirar

sigo viajando

 

no tropiezo ya

con la piedra adormecida en el camino

viajo más ligero

 

no me entretiene ya

el viento desocupado

como si no me percibiera

viajo más rápido

 

mis pensamientos me dicen que he dejado

algún sangriento algún sordo dolor

conmigo en el fondo del abismo

 

no tengo tiempo para reflexiones

viajo

 

2.

En el principio fue el juego. Jugar es cosa de animales y de hombres. Nadie conoce a ciencia cierta las reglas, pero todos se aventuran sobre el lomo de los dados. El juego más peligroso es el del amor. Dicen. Y decir es cosa fácil para quien mira desde afuera.

Después del juego

 

Al final las manos se toman de la barriga

para que la barriga no reviente de risa

pero allí no hay barriga

 

sólo una mano se levanta

para quitar el sudor frío de la frente

pero tampoco hay frente

 

la otra mano aferra el corazón

para que no salte del pecho

y tampoco hay corazón

 

ambas manos caen

ociosas en el regazo

tampoco hay regazo

 

sobre una palma cae ahora la lluvia

de la otra crece la hierba

qué decirte

 

En el amor se pone a prueba la ternura, la capacidad para reírse de uno mismo, la habilidad para las metamorfosis más extraordinarias y la vocación para el olvido. Debe tenerse especial disposición para sobrevivir a la sorpresa y lidiar con el monstruo, con el que somos y con aquel en que habremos de convertirnos. Nadie mejor que el amor para explicar la naturaleza de los personajes de la literatura fantástica.

Al final

 

Hueso yo hueso tú

por qué me has tragado

no me veo más

 

qué te pasa

eres tú quien me ha tragado

tampoco yo me veo

 

dónde estoy ahora

 

ahora ya no se sabe

dónde está quién ni quién es quién

todo es un horrible sueño del polvo

 

¿me oyes?

 

te oigo y me oigo

un nardo alardea desde nosotros

 

Al final del juego y el amor a veces sólo queda la monstruosidad a solas llorando su tristeza, el trueque justo, el intento vano por restablecer el equilibrio: devolvernos todo cuando ya no queda nada.

Devuélveme mis trapitos

no te burles monstruo

 

ocultaste el puñal bajo el pañuelo

te excediste hiciste una zancadilla

arruinaste el juego

 

que se me revuelva el cielo

que el sol me rompa la cabeza

que mis trapitos se dispersen

 

no te burles monstruo del monstruo

 

devuélveme mis trapitos

yo te devolveré los tuyos

 

Por fortuna, después vienen otros juegos, y la poesía también habla de ellos y se convierte en su cómplice y se acompañan en la sorpresa y el descubrimiento de otros azares. Por fortuna, pasado el desasosiego uno descubre que las cosas son las cosas y mucho más, que uno lleva en el centro cosas vivas, plantas y animales que gimen y crecen. Y lo mejor de todo es que uno sigue jugando.

El error arrogante

Había una vez un error

tan ridículo tan pequeño

que nadie lo hubiera percibido

 

no quería

ni mirarse ni oírse

 

qué no imaginó

para mostrar

que en realidad no existía

 

imaginó el espacio

donde alojar sus pruebas

y el tiempo que las cuidara

y el mundo que las viera

 

todo cuanto imaginó

no era ni tan ridículo

ni tan pequeño

pero era naturalmente erróneo

 

¿podría ser de otro modo?

 

4. Tiempo después fue el clímax y el declive, el epílogo al juego filosófico y la ternura inherente a la nostalgia. Fue el pensar en los sentidos del pasado, una búsqueda por resarcir los daños, cerrar los ciclos, dormir en paz. La poesía entonces buscó decirse a sí misma, regresar a los sitios de su infancia y devolver los juguetes robados, pedir perdón a los niños ofendidos. La poesía después se preguntó a sí misma cuál era su sentido, quién –si alguien hay– escucha lo que dice.

Ofrenda al lobo cojo

Levanta la piedra de tu corazón

lobo cojo

 

y muéstrame cómo transformas

la piedra en una nube portadora de sol

y la nube en un ciervo de dorados ojos

 

y si no te cansa muéstrame

cómo conviertes el ciervo en blanca albahaca

y la albahaca en una golondrina de seis alas

 

y muéstrame si aún te acuerdas

cómo transformas la golondrina en una serpiente-fuego

y la serpiente en una piedra preciosa

 

levanta la piedra de tu corazón

y colócala en el mío

lobo cojo

 

5. Hacia el final la poesía fue recuento y despedida. Más o menos. Urgencia por contar las cosas de diario, por dejar ahí constancia del abuelo y el amigo, de los sitios visitados, de aquello que queda cuando poco a poco en torno nuestro se van desvaneciendo los días.

 

Poema de la gran ciudad

Hace tiempo me dijo

mi mujer

por la que haría todo

 

querría tener

un pequeño árbol verde

que corriera en pos de mí por la calle

 

 

6. Al final queda un camino de vida. La poesía como recorrido, punto de partida y destino, juego perpetuo al cual regresar en cada momento. Esto es apenas un esbozo de la poesía, el camino y la vida de Vasko Popa (Serbia 1922-Belgrado 1991).

 

 

 

Todos los poemas citados fueron tomados de:

Popa, Vasko. Poesía. Trad. Juan Octavio Prenz. México: Cálamo; FCE, 2012.

Imagen de Vladimir Dunjic (Serbia, 1957): http://www.tuttartpitturasculturapoesiamusica.com/2011/05/vladimir-dunjic-serbia.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s