Exvotos de la Revolución Imaginada

Los exvotos —tradición difundida entre la comunidad católica desde la Edad Media y aún vigente— agradecen, a través de ofrendas de lo más variadas, los deseos cumplidos por intervención divina: hay recintos que fueron erigidos a manera de exvoto; lienzos pintados por artistas reconocidos que agradecen las bendiciones celestiales; fotografías de personas receptoras de milagros; objetos elaborados en cera o en metal, que se colocan a un lado de las efigies sagradas en las iglesias. Algunos creyentes, para dejar constancia de la protección benefactora de las fuerzas superiores, también ofrecen retablos que representan instantes milagrosos.

2

Los retablos, tradición presente en México desde el siglo XVIII, se dividen en tres partes: en la parte superior aparece, casi siempre flotando, la imagen de un santo, la Virgen o Cristo; en medio se representa el espacio terrenal, ahí se pinta al donante y la acción por la que se agradece la intervención divina; en el borde inferior, aparece una cartelera donde se dan detalles del milagro.

3

Los exvotos se escapan de la norma católica ortodoxa y ocupan un espacio físico importante en las iglesias y las capillas. Estas representaciones, pintadas sobre lámina o madera, dan constancia de milagros no oficiales: accidentes, hechos de guerra, robos, asaltos, tentativas de homicidio, enfermedades, acontecimientos cotidianos o mal de amores son representados en estas muestras de devoción popular.

4

En el libro La Revolución imaginada, la tradición de los exvotos se renueva, gracias a la mirada del artista Alfredo Vilchis,quien relata los hechos de la Revolución Mexicana a través de retablos.

5

Los sucesos más importantes del acontecimiento histórico aparecen en esta obra, aunque retratados no desde la perspectiva oficial, sino desde la mirada de “la gente menuda” que, con frecuencia, “se convierte en carne de cañón” (14).

1

Según explica Vilchis, las historias de sus retablos, aunque de naturaleza ficticia, se basan en notas de periódicos y libros de historia.

6

Sin perder de vista la historia, La revolución imaginada da constancia de momentos de intimidad en los que la devoción, la perspectiva de los hombres de a pie y la historia se conjuntan. Así mismo, reivindica el trabajo del retablero, que por lo general permanece en el anonimato por su calidad de artesano, y demuestra las capacidades expresivas de esta tradición.

7

 

Bibliografía

Luque Agraz, Elin y Michele Beltrán. “Imágenes poderosas: Exvotos mexicanos” en Retablos y exvotos: colección uso y estilo. México: Museo Franz Mayer, Artes de México, 2000.

Solange, Alberro. “Retablos y religiosidad en el México del siglo XIX” ” en Retablos y exvotos: colección uso y estilo. México: Museo Franz Mayer, Artes de México, 2000.

Vilchis, Alfredo. La revolución imaginada. Conrado Tostado y Daniel Goldin (pról.). México: Abrapalabra, 2005.

Imágenes: Alfredo Vilchis. La revolución imaginada. 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s