¿Qué será, Muerte, de ti…?

???????????????????????????????1.

Es difícil hablar sobre la muerte en estos tiempos y en este espacio, pues la sola idea de la muerte se alimenta cada día con muchas otras circunstancias derivadas de un Estado no sólo fallido, sino indolente y mezquino, por decir lo menos.

Podría parecer absurdo e innecesario apelar a aquel tiempo en que la muerte se llenaba de otros significados y matices. Sin embargo, creo ciega, tal vez, inútilmente, que recordar las otras muertes que han forjado nuestro arte, nuestra historia, nuestro pueblo, aún tienen mucho qué decir sobre este presente incierto.

2.

calavera con tocado (2)II

Si en todas partes estás,

en el agua y en la tierra,

en el aire que me encierra

y en el incendio voraz;

y si a todas partes vas

conmigo en el pensamiento,

en el soplo de mi aliento

y en mi sangre confundida,

¿no serás, Muerte, en mi vida,

agua, fuego, polvo y viento?

3.

???????????????????????????????Entonces se creía que al morir uno emprendía un viaje hacia el Mictlán, para encontrarse con el Mictlantecuhtli o dios del inframundo. El viaje era largo, tortuoso, lleno de obstáculos y sólo hasta atravesar nueve niveles uno podía llegar a la presencia del dios. Algunos sostienen la teoría de que esos nueve niveles estaban relacionados con los nueve meses de gestación del ser humano. Como se viene a la vida, se regresa a la muerte, a la tierra, a la Naturaleza.

Al final de este viaje uno había renacido o desaparecido. Por eso, después de cuatro años, se le dejaba de llorar al difunto, pues se tenía la certeza de que su ciclo había concluido.

4.

Por fortuna, el viaje de la vida y el viaje de la muerte nunca se hacían en soledad. Ahí estaba el Xoloitzcuintle, el perro cebado reconocido como una expresión del dios Xólotl, que en vida era alimentado con maíz amarillo y servía de alimento, y que en la muerte acompañaba al difundo en su viaje hacia el Mictlán ayudándole a superar los desafíos del trayecto: vientos cortantes, montes de obsidiana, campos de tiro con flecha, el cruce de un caudaloso río.???????????????????????????????

5.

VI

La aguja del instantero

recorrerá su cuadrante,

todo cabrá en un instante

del espacio verdadero

que, ancho, profundo y señero,

será elástico a tu paso

de modo que el tiempo cierto

prolongará nuestro abrazo

y será posible, acaso,

vivir después de haber muerto.

6.

???????????????????????????????En el centro del país, en la ciudad de Aguascalientes, hay un Museo Nacional de la Muerte conformado por la colección de Octavio Bajonero Gil, quien por más de 50 años se ha dedicado a investigar y reunir piezas de arte prehispánico (en su mayoría réplicas) vinculadas con la muerte según esta cosmovisión, así como de otras representaciones del arte popular mexicano. La colección, acogida por la Universidad Autónoma de Aguascalientes, comprende cuatro salas: arte prehispánico, arte sacro, arte popular y arte contemporáneo. Más información sobre el Museo en: http://museonacionaldelamuerte.uaa.mx/

7.

Un texto de Alfonso Pérez Romo titulado “Expresiones plásticas del pueblo mexicano” precede la sala de la exposición de arte popular del Museo Nacional de la Muerte. Cito un fragmento:

Nada revela mejor la idea que el mexicano se forma de la muerte que la representación de la calavera y el esqueleto humanos en las artes populares. En esta concepción del misterio de la muerte, juegan un papel importantísimo nuestras herencias prehispánicas. Para los habitantes de Mesoamérica, que tenían un claro sentido de la inmortalidad y veían con cierto fatalismo la existencia, la calavera no era un símbolo de muerte sino de vida. De ellos hemos heredado a través de los siglos esta certeza de que la frontera entre la vida y la muerte es borrosa o no existe.

???????????????????????????????

El mexicano, cuya preocupación principal no es el miedo a la muerte, sino la pesadumbre de una vida permanentemente acompañada por la zozobra, recurre al procedimiento estético de cambiar el sentido simbólico de la forma, artificio importantísimo del simbolismo universal que consiste en quitar al esqueleto y a la calavera su significado fúnebre y macabro, para convertirlos en seres vivos que comparten nuestras penas y alegrías, y nos aseguran que la vida se prolonga después de la muerte.

8.

???????????????????????????????Ahí está la muerte fornicando con el diablo, el banquete revolucionario de esqueletos; las calaveras meditando, leyendo, jugando, danzando, meditando, comiendo, festejando… viviendo, pues.

???????????????????????????????

???????????????????????????????

9.

También está la contraparte del imponente árbol de la vida: el árbol de la muerte, lleno de calaveras rientes y de colores, saturado de vida. ???????????????????????????????

???????????????????????????????

10. A través del arte, la poesía, aún habla esa otra muerte, la muerte natural como parte de la vida, como cierre necesario de un ciclo, como posibilidad de regreso al origen… la muerte como contraparte y reverso, como el otro rostro oscuro y misterioso… esa muerte que habita siempre en lo más profundo de las reflexiones humanas y se manifiesta a veces en la risa que desarma y anula jerarquías y opuestos…

???????????????????????????????IX

Si te llevo en mí prendida

y te acaricio y escondo;

si te alimento en el fondo

de mi más secreta herida;

si mi muerte te da vida

y goce mi frenesí,

¿qué será, Muerte, de ti

cuando al salir yo del mundo,

deshecho el nudo profundo,

tengas que salir de mí?

Referencias

Todas las imágenes fueron tomadas en el Museo Nacional de la Muerte: http://museonacionaldelamuerte.uaa.mx/

Villaurrutia, Xavier. Nostalgia de la muerte. México: FCE; SEP, 1984.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s