El punto de vista de un satélite espía cósmico

HarariDe animales a dioses: Breve historia de la humanidad, del historiador israelí Yuval Noah Harari, es un libro inusual. Como el subtítulo advierte, Harari se propone realizar una labor extraordinaria: describir de forma sintética (unas quinientas páginas, al menos en la edición en castellano) el recorrido del ser humano a través de los siglos. Sorprendentemente, lo logra; y aun más sorprendentemente, lo hace de una manera amena y comprensible casi para cualquier tipo de lector.

El libro se abre con un listado de dos páginas que traza un panorama que abarca desde los orígenes del universo hasta el futuro; un futuro, claro, por entero impreciso. “La línea temporal de la historia” inicia así:

“13,500 millones de años       Aparecen la materia y la energía. Inicio de la física.

Aparecen los átomos y las moléculas. Inicio de la química” (2014, 11).

Y no termina con afirmaciones, sino con interrogantes, como era de esperarse, pues sobre el futuro tan cabe hacer suposiciones y preguntas:

“El futuro                               ¿El diseño inteligente se convierte en el principio básico de la vida?

Homo sapiens es sustituido por superhumanos?” (2014, 12).

Es decir, el trayecto descrito por Harari comienza antes del advenimiento del Homo sapiens, y culmina con las hipótesis sobre su posible desaparición o, acaso, con su desnaturalización.

El lector podría cuestionar el sentido de emprender una labor de semejante magnitud. Sería un cuestionamiento legítimo. El autor parece anticiparlo y, en el apartado “La flecha de la historia”, ofrece elementos suficientes para que el lector salga de dudas al respecto: “Las culturas humanas se hallan en un flujo constante. Dicho flujo, ¿es completamente aleatorio, o sigue una pauta general? En otras palabras, ¿la historia tiene dirección?”, y enseguida contesta: “La respuesta es sí” (2014, 188). Pero decidir en qué dirección se desplaza la historia es difícil cuando la contemplamos “desde la proverbial vista de pájaro, que examina los acontecimientos en términos de décadas o de siglos”. Para comprender procesos a largo plazo, continúa Harari, “la vista de pájaro es demasiado miope. Haríamos mejor en adoptar, en cambio, el punto de vista de un satélite espía cósmico, que escudriña milenios en lugar de siglos” (2014, 189). A contracorriente del proceder habitual de quienes nos dedicamos a estudiar procesos a largo plazo –como son, por ejemplo, los fenómenos literarios–, que se remontan apenas a “décadas o siglos”, a esa miope vista de pájaro, Harari se instala en las alturas de “un satélite espía cósmico”. La metáfora es, creo, tan disonante como afortunada.

El libro está organizado en cuatro partes y un epílogo. La primera parte está dedicada al estudio de lo que Harari llama “La revolución cognitiva”. En ella explica cómo pasamos de ser “un animal sin importancia” (2014, 15) a formar sociedades de cazadores-recolectores, y después de agricultores. Así mismo, expone sin tapujos cómo el Homo sapiens propició la extinción diferentes especies animales, incluidas muchas de las otras especies del género humano: Homo soloensis, Homo floresiensis, Homo denisova, Homo rudolfensis, Homo ergaster, Homo erectus, Homo neardenthalensis, etc. La segunda parte, “La revolución agrícola”, registra los efectos de ese cambio radical en la forma de vida del Homo sapiens, domesticador y domesticado de plantas como el trigo, el maíz y el arroz, presentes desde entonces hasta hoy en nuestras vidas cotidianas. En una interesante reflexión, Harari muestra cómo este sedentarismo afectó negativamente casi todos los ámbitos de la existencia humana.  La tercera parte, “La unificación de la humanidad”, pone en la mira los sistemas ideológicos que posibilitaron la aglutinación de millones de seres humanos en un solo espacio y a la inevitable construcción de sociedades basadas en la desigualdad: social, racial, económica, etc. La cuarta parte, “La revolución científica”, revisa el crecimiento vertiginoso y sin precedentes del poder humano. Para ello, examina la formación de la alianza entre la ciencia, los imperios europeos y la economía del capitalismo. Cierra esta parte con los cuestionamientos relativos a la posible extinción del Homo sapiens. Finalmente, el cortísimo epílogo “El animal que se convirtió en dios”, de apenas dos páginas, hace balance duro aunque bastante justo, creo, de la situación actual del ser humano.

Para fortuna de quienes han crecido inmersos en la cultura audiovisual, ese “satélite espía cósmico” está deseoso de comunicar a los demás el fruto de su insólita mirada privilegiada. El libro está escrito de tal forma que, como dije, su lectura resulta amena, además de ser profundamente instructiva. A mi juicio, se trata de un libro de lectura imprescindible. Pero el afán comunicativo del autor no se detiene allí. De hecho, antes de que De animales a dioses: breve historia de la humanidad viera la luz, Harari impartió un curso masivo y gratuito en línea (un MOOC) a través de la plataforma Coursera. A modo de invitación a la lectura de este texto, pongo el enlace al video de presentación del curso.

Estoy segura de que la gran mayoría de quienes vean los videos del curso, que son alrededor de 60, cada uno con una duración de entre 10 y 40 minutos, desearán leer el libro. Éste ofrece un vasto apartado bibliográfico, de inestimable valor para quienes quieran o necesiten profundizar en el tema.

Reservo para otro momento algunas críticas y observaciones que pueden y deben plantearse al autor. Un libro como éste posee la enorme virtud de dar numerosas respuestas, a la vez que plantea un número todavía mayor de preguntas, casi todas ellas fundamentales para comprender el papel del ser humano en el universo.

** El curso completo de Coursera A Brief History of Humankind puede verse gratis en la cuenta de YouTube de Harari.


2 respuestas a “El punto de vista de un satélite espía cósmico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s