El eterno retorno en El taller del tiempo

taller tiempo

Un ritual milenario parece efectuarse ante cada patriarca, lo he visto repetirse una y otra vez en celebraciones familiares, escenario en el que inicia El taller del tiempo, de Álvaro Uribe, novela narrada por varias voces, que da cuenta de la historia de un linaje regido por Miguel Primero, hombre poderoso, que despierta entre admiración y envidia en su hijo, Miguel Segundo. Como si los nombres compartidos operaran en el destino de las personas, el nieto del patriarca, Miguel Tercero, siente por su padre un rencor muy añejo.

Con sutileza, el autor narra la violencia tácita —a veces imperceptible para algunos— que pervive en los entornos familiares, en ciertas maneras de relacionarse, en costumbres heredadas, en pesados silencios, en neurosis y temores compartidos y en las cosas que se saben pero jamás se pronuncian:

Quizá no te acuerdes, porque estabas muy chico. Pero ésa fue la época en que mi esposo se peleó con nuestro hijo. Tu tío Miguel Segundo… ¿Otra vuelta? No sé y si supiera no te lo diría. Sólo a ellos les incumbían las razones de ese pleito que los distanció durante mucho tiempo. Alrededor de cinco años en que no se dirigieron la palabra ni una vez, aunque trabajaran en la misma dependencia… Yo al principio quise mediar, pero mi marido me prohibió que tocara el tema en la casa. Mucho menos enfrente de las niñas. Fue como si su primogénito hubiera dejado de existir para Miguel (Uribe, 32).

¿Cuándo inició el viejo drama que obliga a padres e hijos a luchar por asir el poder? Debajo de los conflictos de la familia mexicana que protagoniza El taller del tiempo, parecen vibrar historias arcaicas de enfrentamientos filiales, como aquel pasaje bíblico que da cuenta de la expulsión del Edén: “Es que Dios sabe muy bien —aseguró la serpiente en el capítulo del Génesis— que el día en que comáis de él (el árbol de fruto prohibido) se os abrirán los ojos y seréis como los dioses, conocedores del bien y del mal” (Génesis, 23). La desobediencia de Adán, explica Mircea Eliade, demostró su soberbia y deseo de ser semejante a Dios. Yahvé, por su parte, advirtió que, tras el conocimiento del árbol del bien y el mal, el primer hombre podía acercarse al árbol de la vida y volverse inmortal, por esto era necesario expulsar a Adán del paraíso. La visión de la “caída”, asegura Eliade, manifiesta una religión centrada tanto en la omnipotencia como en los celos de Dios (Eliade, 224-225).

Soberbia, expulsión, celos entre padre e hijo, ¿cuál es el camino para evadir estas constantes? Ante la tragedia, Miguel Segundo encuentra una respuesta posible: si cada destino se compone de acontecimientos triviales, omisiones involuntarias y acciones no del todo conscientes, quizá la vida resulte distinta con modificar un instante del pasado; si se pudiera volver a un momento anterior, tal vez se transformaría el destino.

Serpiente_alquimica

Esta obra de Álvaro Uribe es un viaje a través de los recuerdos de los tres Migueles. Asimismo, en algunos pasajes, como es usual en ciertas obras de ciencia ficción a las que el autor alude, la novela se libera de los límites temporales, y sugiere que acaso es posible encontrar al yo del presente con el yo del pasado o el yo del futuro. El taller del tiempo insinúa que los personajes tal vez se enfrascaron en una cadena de eternos retornos (es decir, en la repetición infinita de los mismos sucesos, secuencias y cosas) y que, en algún punto de la incansable repetición, es factible que los Migueles hayan logrado deshacerse de la opresión; quizá los protagonistas de El taller del tiempo abandonaron el circulo de repeticiones que los consumía. La doctrina del eterno retorno, central en la novela, invita a apreciar el instante (el cual, desde esta perspectiva, no es un simple tránsito entre el ayer y el mañana), a encarar todo momento valientemente, porque en cada segundo está la posibilidad de asumir la vida de una forma más plena.

Bibliografía

Audi, Robert (Ed.). Diccionario AKAL de Filosofía. Madrid: AKAL, 2004.

Biblia de Jerusalén. Bilbao: Desclée de Brouwer, 2009.

Eliade, Mircea. Historia de las creencias religiosas I. Barcelona: Paidós, 1999.

Uribe, Álvaro. El taller del tiempo. México: Tusquets, 2003.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s