Sobre los retratos y autorretratos de Sofonisba Anguissola

Luis Beltrán y Judith Buenfil durante la conferencia "El autorretrato literario". Foto: Silvia Alicia Manzanilla.
Luis Beltrán y Judith Buenfil durante la conferencia “El autorretrato literario”. Foto: Silvia Alicia Manzanilla.

A L. B.

El sábado 17 de octubre de este año, Luis Beltrán Almería, catedrático de teoría literaria y de literatura comparada de la Universidad de Zaragoza, impartió la conferencia “El autorretrato literario” en el Centro Cultural Olimpo, ubicado en el corazón de la ciudad de Mérida, Yucatán, México. El evento fue coorganizado por el Centro Cultural Lorca, el Ayuntamiento de Mérida (2015-2018) y la Asociación de Estudios Literarios y de Cultura, A. C., y contó con el apoyo del proyecto Genus (MINECO FFI2013-40833-P).

Durante su conferencia, Beltrán comentó el quehacer pictórico y literario de autores como Lippi, Durero, Rembrandt, San Agustín, Montaigne, Cervantes, Shakespeare, Dostoievski, Calvino, Pessoa, Borges, y algunos más. Como el lector advertirá enseguida, todos ellos son hombres. Sin embargo, conviene no acusar a Beltrán de sexista. En una conversación posterior a su conferencia, él mismo advirtió la ausencia del trabajo artístico de las mujeres en su discurso, en donde reunió algunos de los autores con los que está más familiarizado –por ejemplo, ha estudiado en diversas ocasiones obras de Cervantes, Dostoievski, Calvino y Pessoa–, y dijo que se dará a la tarea de revisar el trabajo de pintoras y escritoras, a fin de incluir algunas de ellas en la versión final de su conferencia, que por el momento es un ensayo en curso. Entre las autoras cuyo trabajo Beltrán ha considerado incorporar destaca la pintora italiana Sofonisba Anguissola, quien gracias a sus retratos y autorretratos alcanzó fama y reconocimiento en su tiempo. Hasta que Beltrán la mencionó, yo no había oído hablar de Anguissola, y para mí sus obras han sido un gran hallazgo. En las siguientes líneas me permito comentar rápidamente algunas de ellas, aunque quedo a la espera de la reflexión de Beltrán sobre la propuesta artística de Anguissola.

Anguissola nació en Cremona hacia 1532 –algunos textos críticos mencionan 1530–, en el seno de una familia de origen noble. Fue la mayor de siete hermanos, de los cuales el menor resultó ser el único varón: Elena, Lucía, Europa, Minerva, Ana María y Asdrubale. La familia de Sofonisba fue el tema de varios de sus retratos, como enseguida veremos. Siendo apenas una adolescente, estuvo bajo la tutela del afamado retratista Bernardino Campi. Anguissola lo retrató en una obra muy interesante, hecha alrededor de 1559, en donde lo retrata retratándola a ella, mientras que ambos miran hacia fuera del cuadro, en dirección del espectador o, quizá, de un espejo… o sea, en dirección de la autora del cuadro en cuestión.

Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/bernardino-campi-painting-sofonisba-anguissola-1559
Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/bernardino-campi-painting-sofonisba-anguissola-1559

El retrato reproduce la disposición habitual de la época, en donde un pintor (hombre) retrata a una mujer, pero introduce subrepticiamente otro orden, menos convencional, pues sabemos que, en realidad, es una pintora quien retrata al pintor, su maestro. Una segunda interpretación de la obra sugiere que no se trata de Campi, sino de Orazio Vecellio. La fuente de esta nueva interpretación también estudia la evolución cromática de este cuadro de Anguissola, que ha sido sometido a una restauración por parte de especialistas.

Comparación de la obra original y de sus restauraciones. Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2012/12/un-cuadro-dos-historias-sofonisba.html
Comparación de la obra original y de sus restauraciones. Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2012/12/un-cuadro-dos-historias-sofonisba.html

Los juegos de miradas y de perspectivas, así como la puesta en abismo, fueron dos de las estrategias preferidas de Anguissola, a juzgar por la cantidad de veces que las encontramos en sus obras. Otro ejemplo del juego de miradas que trascienden las lindes del lienzo es “Partita a scacchi”, fechado en 1555. Las miradas se deslizan de hermana a hermana, y parecen terminar en la mirada de la pintora: una mujer anciana (la niñera o criada) mira a Europa, quien mira a Minerva, quien mira a Europa, quien mira en dirección del espectador, o sea, de Sofonisba, quien las está retratando.

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

En otra obra, fechada en 1557, la pintora retrata a su padre, a Minerva y a Asdrubale, junto con un perro que, asumimos, es de la familia. Allí Minerva mira al pequeño, quien mira a su padre, quien mira en dirección del espectador, o sea –nuevamente–, de la pintora. Sólo el perro mira en hacia otra parte.

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Posteriormente, cuando su maestro Campi se mudó de ciudad, Anguissola prosiguió su formación con Bernardino Gatti. En 1554 viajó a la capital italiana, en donde se dice que se encontró con el gran Miguel Ángel, quien le prodigó consejos profesionales e incluso supervisó un par de años. En encuentro entre la pintora y Miguel Ángel ha sido recreado en fechas recientes por Carmen Boullosa en la novela La virgen y el violín, dedicada a la vida de Anguissola. En la página de autor de Boullosa en Ediciones Siruela puede leerse gratis el fragmento de la novela relativo a dicho encuentro.

Portada de La virgen y el violín, de Carmen Boullosa. Fuente: http://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=1207&completa=S
Portada de La virgen y el violín, de Carmen Boullosa. Fuente: http://www.siruela.com/catalogo.php?id_libro=1207&completa=S

Además de su familia, otro tema favorito de Anguissola era ella misma. En este sentido, se cumple la observación de Beltrán respecto a que los retratistas suelen formar series. Para muestra, pongo aquí algunos de sus autorretratos.

Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/self-portrait-1554
Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/self-portrait-1554

 

800px-Self-portrait_at_the_Easel_Painting_a_Devotional_Panel_by_Sofonisba_Anguissola
Fuente: Wikipedia.

 

Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html
Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html

 

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

El talento de Anguissola alcanzó tal fama que, por recomendación del Duque de Alba, fue invitada por Felipe II de España para sumarse a su corte como pintora oficial. Durante alrededor de una década, Anguissola produjo gran parte de las obras que le valieron el reconocimiento y la admiración de los artistas de su época.

Finalmente, Anguissola regresó a Italia y se instaló en Génova y luego en Palermo, en compañía de su segundo esposo, Orazio Lomellino –el primero fue  Francisco de Moncada, quien falleció al poco tiempo de haberse casado con la pintora–. El último autorretrato conocido de Anguissola está fechado en 1610, a sus 78 años, y se tiene noticia de que con los años se quedó ciega.

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Debemos a Anton van Dyck los últimos testimonios pictóricos sobre la pintora: un bosquejo y un retrato fechados en 1624.

Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html
Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html

 

Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html
Fuente: http://cuadernodesofonisba.blogspot.mx/2014/02/el-ultimo-retrato-de-sofonisba.html

Por desgracia, varios trabajos de Anguissola se perdieron en el incendio del alcázar del palacio real de Madrid, en 1734. Hasta la fecha se ha demostrado la autoría de numerosas obras de Anguissola, que fueron atribuidas a otro pintor, como ocurrió con un famoso retrato de Felipe II, erróneamente atribuido a Alonso Sánchez Coello, con quien la pintora convivió en la corte española, o con el cuadro antes llamado “La dama del armiño” atribuido a El Greco, que hoy se sabe que es un retrato de la Infanta Catalina Micaela (con piel de lince, no de armiño) hecho por Anguissola.

Retrato de Felipe II, atribuido a Sánchez. Fuente: Wikipedia.
Retrato de Felipe II, atribuido a Sánchez. Fuente: Wikipedia.

 

Retrato de la infanta. Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/portrait-of-caterina-micaela-of-spain-1578
Retrato de la infanta Catalina Micaela. Fuente: http://www.wikiart.org/en/sofonisba-anguissola/portrait-of-caterina-micaela-of-spain-1578

Cierro aquí la presentación general de la obra de esta pintora, de quien todavía nos resta estudiar la propuesta artística o, mejor, esperar a que Beltrán cumpla su promesa y nos entregue sus reflexiones en su versión escrita y ampliada de la conferencia “El autorretrato”.

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s